Como leer un libro y sacarle el maximo provecho

Como leer un libro y sacarle el máximo provecho 7 tips indispensables

Leer por leer puede ser entretenido más, por sí, es poco útil. No mal interpretes, no cabe duda de que leer de manera regular es una pieza clave en la capacitación y desarrollo de cualquier persona, pero si se hace bien. Saber leer es tan esencial para tu progreso personal y profesional que no es una cosa que debas tomarte a la ligera.

Jamás hay que infravalorar el poder de las palabras y el de las ideas a las que éstas dan forma. Las ideas despiertan cambios en nuestro interior y los hábitos los hacen realidad en el exterior. Acá hallarás las dos cosas: ideas y hábitos.

¿A donde vamos con esto?

Como leer un libro y sacarle el maximo provecho

El Costo de Ocasión de Leer un Libro, leer un libro no es cosa en broma. Requiere una inversión esencial por nuestra parte. Quizás no de dinero más sí de tiempo, el bien más apreciado que tenemos. ¿Cuánto tardas aproximadamente en leerte un libro? ¿Una, dos semanas? ¿Quizás más?

Ese tiempo que destinas a ese libro jamás volverá, otro libro u otra actividad pudo haber ocupado su sitio y haberte aportado más valor a tu vida. Por esta razón, debes ser realmente selectivo en los libros que lees.

Leer un buen libro corto un par de veces es bueno. Todo libro que supere las 300 páginas, considerablemente, hay que ser más cauteloso con los más grandes. Los identificarás fácilmente: son libros grandes de más de 600 páginas, acostumbran a ser parte de una serie de libros y habitúan a estar por todas partes, y acostumbran a llevar el sello de bestseller.

Nota: como toda regla también existen salvedades. Hay libros muy largos en lo que se refiere a cantidad de hojas que son de inestimable valor para el lector que sabe apreciarlos. Ahora bien, como norma, desconfía de los libros grandes y piénsatelo realmente bien ya antes de invertir tu valioso tiempo en uno de ellos.

La Repercusión de los Libros

Las personas estamos en constante cambio, evolucionamos constantemente. Tu “yo” del día de hoy no es exactamente el mismo que tu “yo” de hace unos años, de hace unos meses o que el de hace algunos días.

Nuestro cerebro absorbe información continuamente de todo lo que hacemos y percibimos. Se alimenta de experiencias y leer, para tu cerebro, es una experiencia muy real.

En consecuencia, los libros que leas (o dejes de leer) y el de qué forma los leas, determinará en gran medida la persona que eres en tu vida.

Como afirma la insigne oración de Joseph Addison, “la lectura es a la psique lo que el ejercicio al cuerpo”.

Leer es bueno, y saber leer lo hace aún mejor, más lo primero es lo primero.

Algunos libros en lo que invertir nuestro tiempo

  1. Los mejores libros de tu especialidad

¿Deseas prosperar como profesional y adelantar en tu industria? Entonces lee de manera frecuente y de lo mejor. En todos los campos del saber existen autores y libros que resaltan por su calidad y por su repercusión en el pensamiento de quienes los leen. Son referentes en su campo, lecturas indispensables.

¿De qué manera localizarlos? Una de las tantas formas de localizarlos es descubriendo que libros han sido leídos y cuales aconsejan, que sea referente a la especialidad que buscas.

¿Te semeja todo muy complicado? Actualmente en internet se tiene una inmensa cantidad de información a solo un clic de distancia y, lo mejor de todo, es simple hallar aquello que se quiere.

¿No sabes inglés? Tienes un inconveniente. Muchos de los materiales que precisas para ser un especialista en tu campo de especialidad no están traducidos, o, si lo están, posiblemente no se hallen de forma fácil.

En la actualidad aprender inglés es más simple que jamás. Yo lo hice sin pisar ninguna academia. Acá no me refiero a charlar con soltura, sino más bien de entender lo que leas y escuches. En internet existen muchos cursos gratuitos en donde se puede aprender inglés.

  1. Novelas y poesía

Razones por las cuales se debe leer estos libros:

  • Fortalecen tu inventiva.
  • Aumentan tu léxico y se desarrollan tus habilidades sociables. ¿Te has dado cuenta que tras leer un buen libro te expresas mejor? Esto es de esta forma tanto al charlar como al redactar.
  • Te ayudan a desconectarte de tu realidad rutinaria, lo que te hace olvidarte, por lo menos por un tiempo, de tus inconvenientes y obligaciones. Conclusión: leer relaja.

Leyendo ficción también se aprenden lecciones valiosas que puedes usar en tu vida. Quizá halles a un personaje con el que te sientes identificado y que te haga ver tu situación con otros ojos. En ocasiones desde dentro es bastante difícil distinguir las cosas con claridad. No hay nada como la distancia del lector para ganar perspectiva en las cosas.

Lo mejor es que hay muchos géneros literarios entre aquéllos que elegir. Encuentra tu  preferido y explora los títulos de los grandes autores del género.

  1. Libros de bloggers

Ciertos weblogs son mejores (con diferencia) que muchos libros. Son weblogs con personalidad, sus contenidos tienen sello propio, unos rasgos que los hacen únicos y diferentes del resto. Si te mostraran uno de sus artículos sin decirte quien es el creador lo adivinarías, como adivinarías una película de Martin Scorsese, Alfred Hitchcock o David Lynch.

Si bien los weblogs no son sustitutos de los libros, son un buen sitio para descubrirlos sin invertir grandes cantidades de tiempo.

Los weblogs te dejan comunicarte con su autor y, en ciertos casos, percibir contestación. Algo poco viable con un libro, más si el creador ya no está entre nosotros. Además de esto, puedes participar en la discusión compartiendo tu opinión sobre el tema discutido.

Muchos de estos bloggers tienen en venta sus libros. En estos, presentan su saber en un tema específico de una manera ordenada y con el grado de profundidad que cabe aguardar de un libro, todo concebido para que el lector saque el máximo provecho de su lectura.

Por tanto, si te agradan los contenidos que de manera regular comparte en su weblog, si te agrada su forma de explicar ideas complejas de una manera fácil, y si deseas ahondar más en el conocimiento de esa materia de la que trata, ¿por qué razón no darle una ocasión a su libro?

  1. Biografías de personas que admiras

Pocas cosas inspiran más que el ejemplo de otras personas. Poder tener la vida completa de otras personas para el deleite y provecho del lector es un privilegio. Aprende de sus fallos para evitarlos, aprende de sus aciertos para emularlos.

Además de esto, el leer biografías va a despertar en ti una idea poderosa: “si tu pudiste, por qué razón no”. Esto no es ficción, es realidad. Todo cuanto logró el personaje biografiado durante su vida es viable para ti, si te lo planteas y luchas por esta razón.

Esta idea del “yo también puedo”, si coge raíces en ti, te servirá de estímulo para encarar nuevos retos en tu vida y de motivación para superarlos. Eso es progreso, eso es desarrollo personal.

  1. Libros de personas que admiras

Un libro es como un hijo para su autor. Como tal, contiene su información genética en todas las palabras que le dan forma.

Quien escribe habitúa a dejar historias personales, anécdotas y lecciones vitales repartidas por sus textos, de manera especial sus libros, sean estos del tema que sean.

  1. Libros de desarrollo personal

Estos libros no se leen en las escuelas, ni se leen en los institutos o en las universidades, sin embargo, algunos de estos textos tienen un inestimable valor para la capacitación de cualquier persona.

Son libros que te inspiran, te motivan y retan tus fronteras de lo posible. Han sido creados con un solo objetivo: asistirte a lograr (o aproximarte lo más posible a) tu auténtico potencial como persona y que, con esto, logres prosperar en las distintas áreas de tu vida: salud, situación financiera, amor, familia, relaciones personales, negocios o bien carrera, espiritualidad, etcétera

Ahora bien, no todos los libros de desarrollo personal son iguales en lo que se refiere al valor que aportan a las vidas de sus lectores.

De qué manera Leer Un Libro

Si bien el libro sea bueno su pura lectura no es suficiente. No se trata de leer mucho ni de hacerlo veloz, sino más bien de hacerlo bien. Es decir, de nuestra lectura debemos lograr 3 cosas:

  • Comprender lo que leemos.
  • Resaltar lo esencial.
  • Meditar, extraer conclusiones y especificar su aplicación a nuestra vida. Precisamos redactar en papel qué empleo específico pensamos hacer de lo aprendido.

Como has podido ver, más que leer el libro lo preparamos, veamos cómo:

De qué manera Preparar Un Libro

  1. De qué forma comprender lo que lees

Pasar páginas no vale de nada si no se comprende el mensaje que el creador deseaba trasmitir con sus palabras. Acá tienes unos consejos básicos a fin de que eso no te pase a ti:

Lee a un ritmo relajado. El que lee demasiado veloz no tiene tiempo de digerir las palabras. Es posible que comprenda lo que lee de una manera superficial, pero que no asimila conceptos ni ideas medianamente complejas.

Concentrado en la lectura. Para comprender un libro debemos estar concentrados. ¿Has terminado una página o un parágrafo y no lo has entendido? Vuelve a leerlo, hasta el momento en que lo comprendas. Con esto, no solo lograrás comprender lo que lees, sino además de esto vas a estar estimulando tu cerebro a meditar. Es un reto, un puzle a solucionar. El cerebro cuanto más entrenado más eficaz.

  1. De qué forma resaltar lo esencial

Esto es simple. Toda vez que leas hazlo con un lapicero en la mano. Estés donde estés, si lees un libro del que deseas extraer conocimiento, ten siempre contigo un lapicero para resaltar lo esencial, aquello que te inspire o que te sugiera alguna idea. Mas no te limites a resaltar, haz anotaciones en los márgenes para atrapar esas ideas o bien pensamientos que te sugiere el texto.

¿Por qué razón hacemos esto? Por dos motivos:

  1. El subrayado te ayuda a retener mejor la información esencial del libro. Al resaltar un texto mandas una señal al cerebro diciéndole que eso merece una atención singular. Además de esto, la mayor parte de veces, por el simple hecho de tener que resaltar un texto, te vas a estar forzando a leértelo cuando menos un par de veces seguidas: (1) la primera pasada en la que identificas el texto como importante; y (2), la segunda pasada para hacer el subrayado y seguir con la lectura.
  1. Para ahorrar tiempo en próximas lecturas del libro, los buenos libros, tal y como si de amigos se tratasen, los desearás visitar en más de una ocasión. Pasado un tiempo desde tu terminación del libro, desearás refrescar lo que en su día aprendiste, o desearás regresar a sentir aquello que sus palabras te transmitieron. Las razones para releer un buen libro son muchas, lo esencial es que ahora, pese a nuestro trabajo anterior de subrayado, podemos releer la esencia del libro en apenas unas pocas horas.

Aprender es rememorar lo que ya sabíamos. Muchas de las cosas que vas a leer ya las vas a saber de antes o de los pies en el suelo. Volverlas a ver te ayudara a tenerlas nuevamente presentes en tus pensamientos y a retenerlas mejor, frente al olvido de lo pasajero.

Recuerda, allí donde vayas, si leerás un libro, llévate un lapicero. Este paso del subrayado lo puedes obviar en aquellos libros que leas por puro entretenimiento, como alguna novela de la que no aguardes aprender nada esencial.

Vas a estar conforme en que resaltar algo que deseas aprender es esencial, ¿no? Razón de más si pasados unos meses o unos años te resulta interesante retornar a la esencia del libro o si deseas refrescar parágrafos o bien hojas sueltas. Todo va a ser más simple y veloz, si lo has subrayado.

  1. Plasma en papel la esencia del libro

Si deseas sacar el mayor partido de tus lecturas deberás ir un paso más allí.

Plasma en papel un resumen de las ideas más esenciales del libro, agrega tus medites  y conclusiones sobre esas ideas y también incluye nuevas ideas que estas te sugieran. Las ideas producen nuevas ideas. De esta manera marcha el cerebro.

Es clave el poner en papel toda esta información. 2 razones: (1) redactar esas ideas en papel va a hacer que las asimiles mejor; y (dos), vas a tener una versión condensada del libro (en unas pocas páginas) que vas a poder leerte cuando desees en apenas unos pocos minutos.

¿En qué momento hacer este paso, a lo largo de la lectura o bien después?

Yo prefiero hacerlo después. Terminado el libro, si considero que este contiene lecciones de gran valor, releo lo subrayado en mi primera lectura (ver punto dos), extraigo lo que estimo esencial y lo plasmo de forma ordenada y visual en papel.

Lleva tiempo más vale la pena.

Esto no lo vamos a hacer con todos y de los libros que nos leamos, solo con aquellos que estimemos que nos aportan un enorme valor.

  1. Especifica un plan de acción

Este sería el último paso. Plasmar en papel un plan de acción para incorporar lo aprendido en tu vida. Es común el leer algo y después pasar a otra cosa sin ni siquiera meditar exactamente en qué usos haremos de lo aprendido. Eso es un fallo, puesto que el conocimiento no vale de nada si no se aplica.

Puesto que hemos invertido tiempo (y dinero) en la lectura de ese material, vamos a sacarle un provecho tangible para nosotros. Especifiquemos un plan de acción o bien unos usos específicos de lo aprendido y pongámoslo en práctica.

Tu Fichero de Sabiduría

Estas hojas, en las que condensas la esencia de aquellos libros que consideras indispensables para ti y en las que especificas las vías de acción para sacarles provecho, han de estar a buen recaudo.

Guarda en un mismo sitio todas las hojas de aquellos libros que hayas preparado. Detalla el título del libro al que pertenecen y ordénalas por temáticas.

Este va a ser tu fichero de sabiduría al que asistir cuando precises refrescar ideas o bien producir de nuevas en base a ellas.

Bien sabes lo que: aprender es rememorar.

No todos y  los libros que leas merecerán una preparación completa (las cuatro fases acá explicadas), sino más bien solo los indispensables para ti, esto es, aquellos que aporten un gran valor a tu situación personal.

El resto de libros es suficiente con que los comprendas y los destaques mientras que los lees. De esta forma, en caso de que debas regresar a ellos, vas a poder refrescar sus ideas en unas pocas horas.

¿Te gusto este articulo?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 voto, promedio: 5,00 de 5)