Necronomicón

Estos son los 5 libros prohibidos a lo largo de la historia

Leer es una actividad relacionada al saber y al placer, más ciertas lecturas nos pueden matar o volvernos locos. Durante nuestra historia han existido libros que fueron prohibidos por la presunta peligrosidad de su contenido. Se piensa que uno fue escrito por seres ignotos, otros dan poderosos saberes y otro fue escrito en un lenguaje que todavía absolutamente nadie ha conseguido descifrar.

Libro de Thot – Todo lector va a ser asesinado

el libro de thot

El “Libro de Thot” fue escrito y quemado a lo largo del imperio egipcio, más sus peligrosas enseñanzas no desaparecieron. El libro, de 78 láminas de oro, se componía de signos y jeroglíficos que, en forma de clave, escondían la sabiduría del dios.

Su autor fue el mismísimo Thot, ser mitológico conocido como el “Señor de la escritura y el conocimiento”. Para muchos estudiosos sus saberes transformaron las tierras de los faraones en una de las civilizaciones más influyentes de la historia. Conforme documentos encontrados, su lectura proporciona poder sobre la tierra, el océano y los cuerpos celestes, da la capacitad de interpretar el lenguaje de los animales, deja resucitar a los fallecidos y obrar a distancia. Se supo de su existencia a mediados del siglo XVII desde el descubrimiento de múltiples papiros egipcios. Existe el mito de que toda persona que se había jactado de leerlo fue asesinada o padeció graves accidentes.

El libro, si fue destruido, volvió a resurgir enigmáticamente en la Edad Media, conforme testimonia Óscar Herradón en su obra Libros malditos.

Libro de Dzyan – El primer libro del planeta

Libro de Dzyan

También conocido como “Las estancias de Dzyan” o “Las estrofas de Dzyan“, se lo considera el primer libro de la historia. Se piensa que sus autores fueron seres que habitaron el planeta millones de años antes de la existencia del hombre. Ciertos estudiosos aseveran que está compuesto por símbolos, imágenes y misterios que solo unos pocos escogidos podrían interpretar.

También, se piensa que habla sobre la existencia de seres inteligentes que habitaron la tierra hace 18 millones de años y del hundimiento de la Atlántida, por servirnos de un ejemplo. Circulan cotilleos de que una copia del libro original se halla oculta en un monasterio del Tíbet.

Sirvió de inspiración para “La doctrina secreta“, uno de los libros de la corriente teosófica de Helena Blavatsky. Ella aseveró que estudió el Libro de Dzyan a lo largo de un viaje al Tíbet.

El libro de Voynich – El manuscrito indescifrable

El libro de Voynich

Está escrito en una lengua todavía ignota. Desde hace un siglo es materia de estudio de reputados historiadores, lingüistas, matemáticos, ingenieros e inclusive de astrónomos y botánicos. La Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) procuró descifrar su contenido a lo largo de tres décadas y tampoco lo logró.

No obstante, recientes teorías aseveran que podría contener las fórmulas de poderosos venenos e inclusive principios básicos sobre energía nuclear. Su lenguaje está compuesto por extrañas ilustraciones cosmológicas y plantas quiméricas que absolutamente nadie ha identificado todavía de forma concluyente.

El maestro William Newbold, galardonado por descifrar mensajes alemanes a lo largo de la Primera Guerra Mundial, dedicó sus últimos años de vida a estudiar el manuscrito, más fue perdiendo la cordura gradualmente hasta su muerte. En el mes de febrero de 2014, Stephen Bax, maestro de la Universidad de Bedfordshire (R. Unido), anunció que descifrado el manuscrito solo en forma parcial.

Necronomicón – El libro de las leyes de los fallecidos

Necronomicón

“El Necronomicón” o “Al Azif” es un enigmático libro que se ha considerado prohibido del autor Abdul Alhazred (o Al-Hazred). El libro cuenta con rituales para resucitar a los fallecidos, viajar otros tiempos y dimensiones, como fórmulas que aparentemente ayudaran a contactar con entidades sobrenaturales de gran poder.

Hay quienes por una parte afirman que leerlo puede provocar insensatez y/o muerte; y por el otro lado, se hallan los incrédulos, quienes piensan que solo se trata de un libro fabuloso creado por H.P.

Para viejos estudiosos encerraba un saber siniestro y difundía peligrosos secretos. Por esta razón el Papa Gregorio IX ordenó destruir sus traducciones en heleno y latín, y prohibió que se volviese a publicar. No obstante, múltiples copias subsistieron. La Universidad de la ciudad de Buenos Aires y la Biblioteca de Wiedener, entre otras muchas instituciones, tienen una versión editada en el siglo XII.

Excalibur – Una puerta al psiquiátrico

Excalibur

Su autor es L. Ron Hubbard, creador de la cienciología, quien declaró 1948 que se inspiró para escribirlo a lo largo de los ocho minutos que clínicamente estuvo fallecido mientras que lo operaban.

Se diría que su contenido da las contestaciones a todos y cada uno de los misterios que históricamente acompañaron al hombre, ¿De dónde venimos? ¿De qué manera se creó el Cosmos? ¿Hay un Dios? Hubbard aseguró que contenía un saber absoluto y poderoso, y las claves de la existencia humana.

Las primeras copias que efectuó circularon entre sus amigos más íntimos, más todos empezaron a padecer perturbaciones mentales y muchos de ellos fueron internados en diferentes clínicas siquiátricas. Por tal razón decidió no publicarlo, más se calcula que ciertas copias circulan entre las personas que se comienzan en la cienciología.


¿Te gusto este articulo?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 voto, promedio: 5,00 de 5)