Esto son los mitos y mentiras que aún sigues creyendo

Desde pequeños hemos crecido con ciertos mitos y mentiras como por ejemplo que el chocolate causa acné, que sonarse los dedos puede ser síntomas de artritis, etc… por eso tipscreativos.com te trae los 7 mitos y mentiras que aun sigues creyendo, espero que al terminar este articulo puedas irte con una sonrisa e información que pocos tienen!.

El monte everest no es la montaña mas alta

La realidad es que la montaña más alta del mundo es el volcán mauna kea en Hawai mientras el Everest se sitúa en los 8848 metros el mauna kea mide 10203 metros, de los cuales 4207 están sobre el nivel del mar y el resto casi 6000 metros sumergido.

Tenemos mas de 5 sentidos

En ciencias naturales el profesor siempre nos hacía repetir gusto, oído, tacto, vista y olfato, pero lo cierto es que la ciencia moderna no cree en estos cinco sentidos, sino que asegura que tenemos hasta 10, a estos cinco mencionados se le suma la propiocepción que se encarga de informar sobre la posición del cuerpo en relación con uno mismo, la nocicepción qué es la percepción de lo nocivo o más conocido como el dolor, la equilibriocepción o el equilibrio, la termocepcion qué es la capacidad de percibir la temperatura y la interosección la cual nos ayuda a representar el estado en que se encuentran los órganos de nuestro cuerpo a través de sensaciones como la sed, el hambre las náuseas y mas…

El chocolate no causa acne

Los humanos tenemos la tendencia de culpar a otros por cualquier cosa, al punto que ni el chocolate está a salvo de la condena por causar acné, el chocolate por sí mismo y aunque no lo creas no es una causa del acné, esa es sólo una leyenda urbana qué te cuenta tu amigo para que le entregues todos tus chocolates, en realidad los granos faciales son provocados por el acné vulgaris, una cepa bacteriana que infecta los puros y los folículos cuando se obstruyen con aceites no deseados o suciedad. Esto crea la irritación de la piel, el acné y manchas que pueden ser agravados por alimentos que son altos en los productos lácteos y el azúcar, por lo tanto no es el chocolate que causa daños en la silueta de tu rostro, es la leche y el azúcar que contienen las golosinas del supermercado.

Sonarse los dedos no es artritis

Siempre hemos escuchado cómo suenan nuestros dedos, y al mismo tiempo las quejas a nuestro alrededor de que posiblemente tengamos artritis, pero esa es una idea errónea que proviene de la creencia de que el sonido que se escucha, cuando alguien consiguió un fuerte crujido con los nudillos, es el sonido de sus huesos al rozar, la verdad es que el ruido proviene de las burbujas de aire y gases que estallan dentro de la articulación de los dedos, y los estudios además han demostrado que ese no es el sonido de la artritis, así que básicamente son burbujas estallando dentro de tus manos nada más.

Meterse al agua después de comer

Si después de comer no se reposa de 15 a 30 minutos se corre el riesgo de obtener un calambre y ahogarse, así es como advierten los padres cuando les has pedido nadar después de una buena comida, sin embargo eso es sólo el resultado de una sobreprotección, a pesar de la creencia común no hay relación entre los calambres y la alimentación, nuestros cuerpos están perfectamente adaptados para nadar y digerir al mismo tiempo, sin que esto afecte a nuestros músculos. Quizas lo máximo que se puede conseguir es un mareo, si se hace algún esfuerzo demasiado rápido, como ir al gimnasio después de una comida, pero eso no tiene nada que ver con el agua, así que padres busquen otras excusas.

El azúcar no hace imperativo a los niños

Este es un clásico en las fiestas de cumpleaños infantiles, se empiezan a repartir los refrescos las bolsas de golosinas y los niños se transforman en pequeños Gremlins que arrasan con todo a su paso, la creencia popular nos dice que no debemos dar demasiada azúcar a los niños, pues pasado un límite se vuelven completamente imperactivos. La revista científica de la asociación de médicos americanos, publicó en el año 2015 una interesante revisión de estudios sobre los efectos del azúcar en los niños, llegó a la conclusión de que el azúcar no tenía ningún efecto sobre su comportamiento, en realidad son los adultos los que están predispuestos a pensar que existe tal relación, y piensan que la culpa de que los niños se descontrole es del azúcar y no de que simplemente estén pasando demasiado bien juntos.

Las zanahorias no ayudan a la visión

Las zanahorias, la comida predilecta para los conejos en las caricaturas, se cree que pueden mejorar la visión de una persona de una manera impresionante. Pero esto es sólo un mito producto de múltiples propagandas hechas en la Segunda Guerra Mundial, cuando el ejército británico afirmó que la razón de que sus soldados tengan un excelente visión nocturna, era debido a que comían sus zanahorias, ya nos podríamos imaginar los tenientes coroneles ordenando grandes dotaciones de zanahorias para sus pelotones, sin embargo el gobierno británico simplemente promovió esta información como una manera de distraer la atención de la verdadera razón, la cual era que todos los pilotos de combate tenian un radar en sus aviones, por lo que el enemigo era mucho más fácil de detectar. El mito de la zanahoria se extendió por todo el mundo y hoy en día aún se escuchan los milagros que pueden hacer por tu vista, pero bueno ahora sabes que todo eso es simplemente una mentira.

7 Mentiras que Aún Sigues Creyendo

¿Te gusto este articulo?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 voto, promedio: 5,00 de 5)